Una Casa al Pie de la Colina: Cuatro historias llenas de emociones y vivencias

Una casa al pie de la colina

Las cuatro historias de este volumen tienen en común la necesidad de pocos personajes para su desarrollo y la tendencia intimista, siendo —por lo demás— diversas en temática, ambiente y época en que transcurren.

Una casa al pie de la colina, que da título al libro, se desarrolla en el verano de 2015. En ella, un joven que vive con sus padres para ocuparse del negocio familiar tiene la inusitada costumbre de desplazarse por el aire delante de las visitas, sin que tal rareza resulte traumática para él mismo ni para nadie de su entorno. Ajeno a la verdadera razón de tal anomalía, un incidente cambiará la extraña paz de su existencia.

En Shine a shot on your crazy brains, un hombre con la pierna atravesada por una bala camina por la oscura calle de una ciudad americana buscando a Willy Fatty Brown, el hombre que ha mandado asesinar a su mujer, mientras reflexiona sobre los errores de su vida reciente y lo que se dispone a hacer. Sin abandonar ni un instante su variado monólogo interior, no tarda en llegar al tugurio donde se refugia Brown.

El regreso de Ulises es una sobria historia de amor en medio de un ambiente hostil, a principios del siglo XX, que acaba siendo una alegoría ecologista sobre los logros de la voluntad humana. En ella, un exconvicto de mediana edad regresa a su pueblo tras pasar veinte años en la cárcel a causa de un crimen, topándose con la ciega oposición de sus vecinos y la desertización de la comarca, de la que ha huido casi todo indicio de vida. Ayudado por la hija de su víctima, de la que se enamora, y por un viejo y extravagante marinero, se empeñará en transformar a personas y naturaleza.

En Cuento de Navidad, un niño de siete años, aislado en el campo con su familia debido al desbordamiento de los ríos, ve peligrar su regalo de Reyes y hasta su propia vida a causa de la intensa lluvia. Pero alguien llegará entre torrentes de agua la noche del cinco de enero para rescatar de la decepción su rica imaginación.

A lo largo de estos cuatro relatos, José A. Sánchez-Calzado da buena muestra de un magnífico dominio del arte de narrar, ya que consigue llevar al lector a esos pequeños mundos de personas anónimas que, sin embargo, tanto poder de atracción tienen. Páginas repletas de personajes sencillos, dotados por lo general de un profundo sentido de lo esencial como rasgo orientador de la vida a la vez que de cierta ironía a la hora de afrontar la solución de los problemas.

Gracias a un ritmo ágil y una prosa atrayente, meterse en estas historias es zambullirse sin difucultad en las aguas de la fantasía sin que ello implique enajenarse de la realidad. Al leerlas, no es difícil apreciar cómo los personajes principales tienen una cualidad llamativa: la de ver las cosas de la vida hasta más allá de los límites que las mismas cosas muestran. Este es, quizá, el punto fuerte de estos cuatro relatos, junto a su intimismo, su enorme visualidad y la calidez psicológica de los personajes.

José A. Sánchez-Calzado tiene sesenta y dos años. Nació en Villar de Rena (Badajoz), pero reside en Sevilla desde 1976. Doctor en Medicina, especialista en Oncología Radioterápica y jefe de sección de esta especialidad en el Hospital Universitario Virgen Macarena, lleva escribiendo unos veinte años, aunque apenas ha autopublicado algunos relatos y poemas —cinco en total— con otros oncólogos, en una serie titulada «Cuentos de Médicos». Fueron algunos de los lectores de estos cuentos los que lo animaron a seguir escribiendo. Aunque sin publicar, es autor de siete novelas (no tan) cortas, unos cuarenta relatos, algunos cientos de poemas y un ensayo sobre la fragilidad.

Recomendaciones de nuestros libreros

Entradas similares que más gustan