Ojalá no fueras tú: Así empezó todo

portada

La idea para escribir Ojalá no fueras tú fue tras ver una exposición de trajes de Givenchy en el museo Thyssen. Si cierro los ojos todavía puedo sentir la sensación que tuve al cruzar la calle Serrano, giré la vista y en mi imaginación me pareció ver a un mendigo sentado pidiendo limosna con la mirada fija en el suelo. Vi a Jon, derrotado, pero no vencido y a Laura saliendo de una tienda cargada de bolsas de marca. A partir de ahí un montón de imágenes vinieron a mi mente. Sentí un torrente de emoción y como se erizaba la piel, tenía la idea para Ojalá no fueras tú. Llegué a casa cogí la primera libreta que encontré por casa y empecé a escribir a pequeños resúmenes de cada capítulo, cuando la terminé no la volví a abrir y empecé a escribirla primero en un iPad y bastantes meses después en el ordenador.

Una autora que desde aquí os encomiendo encarecidamente que leáis Dona Ter iba dándome su visión y se puede decir que es comadre de esta historia. También mi madre que fue mi lectora cero más sincera que me dejó por los suelos. ¡La tuve que volver a escribir! Más tarde más opiniones, lecturas, correcciones y vuelta a corregir, hasta que catorce meses después salió en la otra gran plataforma de la autopublicación y recibí las primeras opiniones.

En definitiva, escribir la historia de Jon y Laura fue un viaje maravilloso de catorce largos meses en los que me acompañaron soplándome las ideas, en los que tomaban las riendas de la historia y hacía lo que les daba la gana.

Cuando terminé de escribir la historia me sentí cansada porque había puesto lo mejor de mí en la historia y me dejó mentalmente agotada. Pero mereció la pena, escribir esta historia es sin duda, de las mejores cosas que me han pasado en la vida.

Desde aquí animo a todos los lectores a que les deis una oportunidad a Ojalá no fueras tú. A mí me podéis encontrar en las redes sociales (Facebook y Twitter) y en el Blog Romanticón y su canal de Facebook.

Recomendaciones de nuestros libreros

Entradas similares que más gustan