Los consejos de Alexander Copperwhite para escribir una novela negra

Novela Negra

Una de las preguntas que se harán muchos de los futuros escritores de novela negra o thriller, es: ¿Cuáles son los ingredientes apropiados y cuál es el camino a seguir? Si cualquiera busca una receta milagrosa que le saque del apuro, mejor que espere sentado; y no lo digo por decir, sino que es la única manera de dar con la dichosa fórmula. Porque, en realidad, lo que escribimos va dirigido a los lectores que, aunque creamos que son una especie protegida que apenas aparece por nuestro hábitat, son personas como tú y como yo, que existen y son muy complicadas de sorprender.

Desde luego que siempre podemos utilizar lo típico. Una entrada sangrienta y morbosa, una chica guapa o un chico cachas con músculos de acero, un escenario de ensueño, dos malos (uno tonto y otro inteligente), y un final sacado de la chistera, que encaja con todo. Pero, ¿acaso es eso lo que queremos?
Volviendo al punto del lector, imaginaos que es lo que nunca habéis leído, pero que os gustaría leer. Lo tenéis en mente. No lo dejéis escapar y agarrar la idea con todas vuestras fuerzas. No empecéis enseguida. Dejadla reposar durante un par de días. Si continua en vuestra cabeza es porque se tata de una historia que merece la pena ser contada. Así que… ¡¡¡Adelante!!! Y ahora viene lo divertido. Olvidad lo que creéis correcto, y escribid lo que os venga en gana. Eso sí, con coherencia, estilo, gramática correcta y mucho, pero que mucho sentido común. Incluso cuando estáis a punto de escribir el mayor disparate de vuestras vidas. En este punto no debéis reíros, ya que son los disparates bien estructurados y descritos con detalle, los que calan en la gente. Ahí marcáis la diferencia.
En definitiva, escritores, a dadle con fuerza al teclado que estáis tardando. Y si no lo lográis a la primera, tenéis toda una vida por disfrutar viajando en los mundos de vuestra imaginación. Quizás algún día encontréis esa receta mágica, y os animéis a compartirla conmigo.

Recomendaciones de nuestros libreros

Entradas similares que más gustan