AGUILAR VERSO&CUENTO

versoycuento_565x280

 

 

Aguilar vuelve a la ficción con poesía y relato.

 

Parafraseando a Silvio Rodríguez, estamos en la época de “la palabra precisa”. Leer se ha convertido en un placer que a veces es difícil de compaginar en medio de la vorágine de la vida diaria.

Además, las redes sociales se han hecho parte de nuestro día a día: si quieres conocer los últimos acontecimientos miras Twitter o Facebook; si quieres hablar con tu cantante, escritor o actor favorito, lo sigues y le escribes por DM; incluso se da la situación de que personas totalmente ajenas a la fama en la vida convencional, son personajes públicos e influyentes en ese microuniverso de la Red.

Pues bien, podemos ponernos dignos y decir que estamos ante un desastre sociológico, o bien ponernos contentos y decir que, como todo, esta época ha traído consigo muchas cosas buenas, entre ellas una eclosión de los textos cortos y un nuevo interés de los jóvenes por la literatura, en especial por el cuento y la poesía. Nosotros preferimos la segunda opción.

 

Aguilar Verso&Cuento surge como línea editorial dentro de nuestro sello para dar cabida a los nuevos intereses de un público lector que está ávido de descubrir autores y textos nuevos y que se interesa por un amplio espectro de formas cortas: la micropoesía, la poesía, la prosa poética, el microrelato y el relato.

Actualmente contamos con un rico catálogo en construcción y con cuatro pioneros que ya están publicados en la colección y cuya historia os voy a contar a continuación, porque todos nuestros libros son en sí el relato maravilloso de una ilusión:

 

Agujetas en las alas, de Dani Rovira:

Dani Rovira, creativo por naturaleza, no conforme con sus monólogos y su carrera como actor, comenzó un día a escribir microcuentos en su cuenta de Twitter y parecieron gustar a sus seguidores. Textos muy cortos que contaban historias, a veces de amor, a veces de amistad, a veces de soledad, e incluso de crítica social. Un día, Mónica de Rivas, una joven ilustradora que se enamoró de sus pequeñas historias le pidió usar alguno de sus microtextos en un proyecto para la facultad. Dani aceptó y de aquellas píldoras ilustradas para el trabajo de una estudiante, por azares de la vida, surgió un proyecto editorial que Dani y Mónica, orgullosos del resultado, quisieron publicar.

 

Rojo Chanel, de Luis Ramiro:

Luis Ramiro es uno de los cantautores más exitosos de su generación. Sus canciones son pequeños relatos y todas tienen buena dosis de realismo canalla, una pizca de nostalgia infantil y un punto de magia. En 2014, junto a su amigo Marwan, publica su primer libro en un sello inventado por ellos y comienzan a vender sus libros donde los dejan. Este experimento casero fue el principio de la hoy llamada “nueva poesía”. Consiguieron vender decenas de miles de ejemplares, primero con este sello y después con una editorial independiente que Diego Ojeda creó ante la gran demanda. Como la magia de sus canciones, Luis y sus compañeros llegaron a la literatura casi sin darse cuenta. Nosotros lo llamamos para crear juntos Rojo Chanel, su segundo poemario.

 

Carrete Velado, de Irene G. Punto:

Sí, la poesía también tiene nombre de mujer, y cuando se pone divertida, descarada y roquera se llama Irene G. Punto. Irene se pinta los labios, se pone su sombrero y, con un leve sabor a Gloria Fuertes y mucha originalidad, le quita la ropa a los sentimientos para dejarlos en su mínima expresión. Después de años con un espectáculo divertido y original mezclando el Rock y la poesía y de publicar dos libros, Irene llegó a nuestras vidas y no pudimos dejarla escapar.

Su frescura y su idea de hacer un libro que contara la historia de amor entre Poesía y Fotografía, nos convencieron de que su micropoesía era macroespecial. Actualmente gira por nuestro país llenando salas junto a Loreto Sesma, Victoria Ash y Mabü, con el espectáculo poético Poesía es nombre de mujer y es una voz importante de la nueva poesía.

 

Los seres que me llenan, de Mikel Izal:

Una casualidad hizo que Los seres que me llenan fuera posible. Desde la editorial conocíamos el mundo particular de Mikel como compositor de las canciones de IZAL, uno de los grupos musicales más importantes del pop-rock español en la actualidad. Decidimos ver si por casualidad tenía inquietudes literarias y quería transportar ese mundo a la escritura con tan buena suerte que resultó que el trabajo estaba hecho. Mikel nos dijo que llevaba tiempo asistiendo a talleres de escritura y que tenía varios relatos terminados. A pesar de su timidez al principio, leímos los veinticuatro relatos que conforman este libro y vimos que a veces, el talento artístico sobrepasa las disciplinas. Este era el caso. Junto al gran ilustrador David de las Heras, confeccionamos Los seres que me llenan, el inicio de algo grande.

 

Pablo Álvarez, Director Literario de Aguilar.

Recomendaciones de nuestros libreros

Entradas similares que más gustan