Publica tu libro en Autopublicación Tagus y cumple el sueño de llegar a papel

 

Pilar Parralejo

Pilar Parralejo. Autora Tagus del bestseller Una Cenicienta en la oficina

Empecé dando a conocer uno de mis libros en una plataforma para escritores en los que compartes tus escritos de forma gratuita. Con el ánimo y la presión de mis lectoras seguí publicando todo lo que escribía y meses más tarde descubrí Autopublicación Tagus. Subía todos los libros que terminaba, algunos con más éxito que otros.

El que persevera alcanza.

A veces no me conformaba con la autopublicación y buscaba editoriales que quisieran publicar alguno de mis libros, pero no sabía cómo ofrecer mis manuscritos, cómo presentarme o cómo hacerles ver que mis novelas eran buenas y que gustaban a las lectoras del género que yo escribo. Escribí un email, uno solo. Puse todo mi empeño en que quedase presentable y lo envié. Comprobé el correo cientos de veces hasta que días después hubo respuesta, una respuesta en la que me decían que no estaban interesados en leer nada que ellos no habían solicitado y en el que me agradecían que NO les enviase nada. Tanta amabilidad con tan pocas palabras podría haber hundido a cualquiera que pone toda su ilusión en lo que hace, pero no me rendí. No envié más emails intentando publicar nada. Hasta el momento no me iba mal, tenía mis lectoras y los ingresos de Autopublicación Tagus. Pero el sueño de publicar aún estaba ahí, pese a seguir teniendo clavada la espinita de aquel «no».

Tras meses en el top ventas de Casa del Libro, Ediciones Tagus contactó conmigo para publicar Una Cenicienta en la oficina, me hizo mucha ilusión.

Intercambiamos mails: yo planteando mis dudas y ella respondiéndolas amable y pacientemente, con los archivos de las correcciones y demás… Y un mes después mi novela tenía su lanzamiento oficial. El éxito llegó casi de inmediato y de vez en cuando recibía felicitaciones de Tagus por las ventas alcanzadas y por seguir entre los más vendidos.

Aún no había pasado un año cuando desde Ediciones Tagus volvían a escribirme, esta vez para darme una noticia que, un año después, todavía no me creo: Booket se había interesado por Una Cenicienta en la oficina y querían publicarlo en papel en unos meses. El proceso de publicación duró unos meses. Ésta vez Una Cenicienta en la oficina se sometía a una nueva corrección, a una nueva portada y se preparaba para descubrir un nuevo mundo.

Recomendaciones de nuestros libreros

Entradas similares que más gustan