Recomendaciones de Miquel Barcelo para Sant Jordi

MiquelBarcelo

CIENCIA FICCIÓN Y FANTASÍA

Algunas recomendaciones, hechas a vuela teclado, por Miquel Barceló para Casa del Libro.

Libros clásicos: Siguiendo el esquema de la recomendación anterior, procederemos primero por décadas.

 

Los títulos recomendados en Noviembre de 2015 (¡excepcionales!) acabaron siendo el inicio de series más o menos dilatadas. Esta vez miraré de centrarme, en la medida de lo posible, en títulos individuales que han quedado como tales…

 

Década de los cincuenta:

EL HOMBRE DEMOLIDO (1952) de Alfred Bester.

Obra fundamental y que fue el primer Premio Hugo de la historia. Narra la investigación de un asesinato en un mundo de telépatas. Tanto los lec­tores como el de­tec­tive telépata conocen la identidad del asesino, aun­que el lector sabe también cómo se ha cometido el crimen. Ésta es precisa­men­te la di­fi­cultad que debe re­sol­ver el detective. Una perfecta fusión de los elementos de la no­vela policíaca de misterio con los de la ciencia ficción junto con una calidad literaria poco frecuente en la ciencia ficción de los primeros años.

 

Década de los sesenta:

LA MANO IZQUIERDA DE LA OSCURIDAD (1969) de Ursula K. Le Guin

Premio Hugo y Nebula. El salto a la fama de una de las mejores creadoras de todos los años. Un logrado intento de ciencia ficción especulativa en la vena del clásico ¿qué sucedería si…? que aborda esta vez el tema del sexo o, mejor, del género… ¿Qué sucedería si, a lo largo de la vida de un individuo, cada cinco o seis años, pudiera pasar a tener el sexo opuesto? ¿Cómo sería una vida (y una sociedad) en la que un mismo individuo a lo largo de su existencia puede ser varias veces hombre y otras varias mujer?

 

Década de los setenta:

LOS PROPIOS DIOSES (1972) de Isaac Asimov

Novela multipremiada (Hugo, Nebula y Locus) que supone el reencuentro de Asimov con la novela de ciencia ficción que había dejado de cultivar durante más de quince años. En la novela, la crisis energética parece resolverse “bombean­do” energía de un uni­ver­so paralelo mientras que los alienígenas que lo habitan intentan co­municarse con los terrestres para advertir del gran peligro que ame­naza a todos. Aunque parezca mentira en un autor como Asimov, la novela incluye escenas de sexo explícito (claro que se trata de sexo entre los habitantes del universo paralelo…). Posiblemente la mejor novela de Asimov.

 

Década de los ochenta:

CRONOPAISAJE (1980) de Gregory Benford

Inaugura brillantemente un nuevo tipo de ciencia ficción en la que el elemento científico-tecnológico es importante pero en la que lo fundamental es la reflexión sobre la personalidad, la vida y los problemas de quienes hacen la ciencia. Más que de ciencia ficción hard debería hablarse de una ciencia ficción de tipo sociológico en la que los protagonistas prin­cipales son precisamente los científicos y que aporta, además, el in­terés y la emoción propia del descubrimiento científico. En opinión de muchos críticos (que comparto plenamente) es una de las mejores novelas que ha producido la ciencia ficción en toda su historia.

 

Década de los noventa:

EL LIBRO DEL DÍA DEL JUICIO FINAL (1992) de Connie Willis

Un impresionante tour de force narrativo, una novela que explora el tema atemporal de la enfermedad, el sufrimiento y la indomable voluntad del espíritu humano. En mi opinión, es la mejor novela escrita sobre el SIDA, aunque en ella nunca se cita la enfermedad, pero sí se hace referencia a la sensación de vulnerabilidad que ciertas enfermedades nos provocan irremediablemente. Una obra de excepcional calidad tanto por la riqueza especulativa de sus ideas como por el alto nivel literario. Narra el viaje al pasado de una historiadora interesada en estudiar la Peste Negra, pero un problema técnico la deja varada en una época para cuyas enfermedades no está vacunada y, mientras, una misteriosa enfermedad ha llegado al futuro del que procede creando una terrible pandemia.

Forma parte de una difusa serie que se podría llamar la de Los historiadores de Oxford, pero es un libro que se lee sin necesitar compañía ninguna.

 

Al inicio del siglo XXI:

HOMÍNIDOS (2003) de Robert J. Sawyer

Otra excepción: la primera novela de una trilogía sorprendente llamada El paralaje Neanderthal (completada con Humanos e Híbridos, ambas también de 2003). Un experimento científico hace posible la inesperada interacción entre dos universos paralelos con la salvedad de que, en uno de ellos, la especie humana que ha predominado son los Neanderthales y no los Cromagnones como ha ocurrido en nuestro mundo. Homínidos, que obtuvo el premio Hugo, es el inicio de una prodigiosa exploración cultural, un nuevo tipo de ficción antropológica que centra sus mejores virtudes no sólo en la más actual ciencia moderna sino, y sobre todo, en las complejas consecuencias culturales, humanas y antropológicas de un inesperado cruce de culturas.

Los neanderthales del universo paralelo no tienen ningún concepto desarrollado de la agricultura, aunque disponen de una tecnología sumamente avanzada: ordenadores cuánticos, helicópteros, comunicaciones e instrumentos de grabación biológicos. Viven en armonía con su medio ambiente, utilizando energía limpia y tratan de mantener una población constante. Y no experimentan ninguna necesidad de religión…

 

 

Y, para terminar con la ciencia ficción, un título distinto y original:

LA LUNA Y EL SOL (1997) de Vonda M. McIntyre

Una casi novela histórica que pone su mirada en el desarrollo de la ciencia en el siglo que los historiadores han etiquetado como el de la “revolución de la ciencia moderna”, con figuras como Bacon, Galileo, Descartes y el nacimiento de la física con Newton. Como no podía ser de otra manera en esta autora, la obra tiene también voluntad de reivindicación del papel y las posibilidades de las mujeres.

A finales del siglo XVII, el padre Yves de la Croix, jesuita y filósofo natural, dirige una expedición científica que logra capturar en océanos remotos a dos misteriosos seres marinos, uno muerto pero el otro todavía vivo. El “monstruo” queda al cuidado de su hermana la joven Marie-Josèphe de la Croix, nueva en la corte del poderoso Rey Sol. Marie-Josèphe acaba descubriendo que la criatura superviviente es inteligente, una sorprendente “mujer del mar” que ha de suponer un imposible e inesperado desafío en una corte acostumbrada a otro tipo de intrigas.

 

Y, si me dejan hacer como hizo Paco Umbral, para incluir una rabiosa novedad, les puedo hablar de “mi” (o, mejor, “nuestro”) libro que aparece este mes de abril de 2016:

EL TRÍPTICO DE DIOS (2016) de Miquel Barceló y Pedro Jorge Romero.

De nuevo con mi amigo el físico canario Pedro Jorge Romero (ése que, por amor, vive en Santiago de Compostela. Eso sí es ciencia ficción: un canario de Lanzarote viviendo en Galicia…) hemos perpetrado una novela. Se trata de una novela breve que pretendemos divertida y, tal vez, intrascendente. Diversión, dinamismo, alguna que otra pincelada de ciencia ficción hard, reflexiones en torno al devenir de la aventura humana en la galaxia y el clásico enfrentamiento entre el bien y el mal presiden esta novela de aventuras que pretende ser ágil y entretenida.

Empieza a nivel galáctico en un futuro muy, muy lejano cuando la Iglesia, refugiada en el Nuevo Vaticano, se enfrenta una vez más a su Adversario tradicional. Éste maneja como peones a los misteriosos seres de supersimetría en la lucha contra las monjas-guerreras al servicio del Sumo Pontífice. Aventuras sin cuento con alguna que otra reflexión esporádica y un personaje que parece casi entrañable que no es otro que el mismísimo diablo…

Esperamos que ustedes se diviertan aunque sea sólo la cuarta parte de lo que nos hemos divertido Pedro y yo mismo al escribirla. Quien avisa no es traidor…

Untitled design (1)

 

Y si les gusta la fantasía:

Sin olvidar a fenómenos como Brandon Sanderson (El camino de los reyes) o la famosa serie de Canción de Hielo y Fuego, de George R.R. Martin, más conocida por Juego de Tronos (hay que leer los libros, son infinitamente superiores a la famosa serie de televisión…), hay otros clásicos disponibles:

 

VENCER AL DRAGÓN (1985) de Barbara Hambly

Por su tema, parece la clásica novela fantástica en la que encontramos el ya trillado enfrentamiento contra los dragones en un mundo medieval de estructura feudal, en el que la magia es un elemento central. Pero esta vez Hambly ha elegido los protagonistas (un antiguo matador de dragones que ya casi ni se acuerda de su heroicidad pasada, una aprendiz de maga que no parece experta en el complejo arte de la magia, etc.) de manera que aporten un curioso “realismo” a una novela que no deja de ser fantástica. Los protagonistas de Vencer al dragón no son seres de una pieza, no son simplemente estereotipos forjados en un molde tantas veces repetido desde Tolkien, sino que, por el contrario, se comportan como los seres humanos normales. Los héroes son, en el fondo, seres humanos. Una excepcional novela con maravillosas escenas de lucha y enfrentamiento con el dragón, pero con un realismo y una ironía que el lector inteligente agradece.

 

Y, si se trata de la clásica trilogía de fantasía, no hay que olvidar, aunque sea relativamente reciente:

LA PRIMERA LEY (2006-2008) de Joe Abercrombie

Formada inicialmente por tres volúmenes de lectura independiente, aunque unificados por el mismo universo narrativo:

  LA VOZ DE LAS ESPADAS (2006)

  ANTES DE QUE LOS CUELGUEN (2007)

  EL ÚLTIMO ARGUMENTO DE LOS REYES (2008)

Aunque el autor sigue publicando otros libros en el mismo mundo fantástico…

Al igual que George R.R. Martin ha usado en su Juego de Tronos una versión deformada de la historia de Gran Bretaña con la lucha entre York y Lancaster convertida en el enfrentamiento (magia incluida…) de más adversarios, Abrecrombie maneja tres grandes poderes en su serie:

La Unión, un gran reino similar a la Europa occidental

El Imperio Gurkish, parecido a los grandes imperios del Oriente Medio en la antigüedad, y

El Norte, una compleja y móvil alianza de las tribus del norte (parecidos a los vikingos y los anglosajones)

Sin olvidar otros lugares como Styria o el Antiguo Imperio.

Se trata de una fantasía medieval sin complicaciones, entretenida y poco exigente pero sumamente adictiva. Fantasía épica con personajes a destacar y, como he dicho, sin excesivas pretensiones pero sumamente efectiva.

 

 

Y, de momento, lo dejamos aquí. Que ustedes lo disfruten. ¡Hasta la próxima!

 

 

Foto portada: La Antigua Biblos.

Recomendaciones de nuestros libreros

Entradas similares que más gustan