Una historia de amor que emociona. Así es Luna Azul

Luna Azul

Lo que os voy a contar os parecerá un tópico, pero fue leyendo como surgió la idea de escribir Luna Azul. Soy una lectora empedernida y siempre he admirado esa capacidad que tienen los libros de hacerte vivir otra vida, otra realidad.

Leía a otros autores y pensaba “yo quiero hacer esto, quiero emocionar, quiero que la gente lloré, que sueñe, que se enamore”, y dicho y hecho, me puse a escribir.

Desde el principio tuve claro que quería un trío amoroso, soy una romántica irremediable y sabía que mi historia destilaría amor por los cuatro costados, pero también quería un argumento distinto, un enfoque nuevo de los protagonistas y por eso me traje de otro planeta a los gemelos Wallace, con todas sus virtudes y defectos.

Soñaba con esta historia, me pasaba el día pensando en ella, mientras trabajaba, cuando estaba paseando a mi hija. Anotaba las ideas y los diálogos que acudían a mi mente, sorprendiéndome en el momento más inoportuno, y luego, por la noche, cuando por fin encontraba un hueco de paz me ponía a escribir todo lo que había acumulado en mi mente, y en mi bolso, durante el día.

Pero ahí no acabó el proceso, Luna Azul tenía vida, seguía latiendo y pasó de ser un libro a convertirse en una trilogía donde convergían mis locas ideas, mis emociones más profundas y esa sensación de estar dejando parte de tu corazón en un sueño.

Si os soy sincera no he seguido ninguna de las normas del manual del buen escritor. No he escrito un esquema para organizar la trama, no les he dado vida a los personajes antes de arrancar la novela… Con el corazón en la mano os puedo asegurar que no sabía a donde me llevarían mis paranoias mentales. Simplemente me dejé llevar.

He escrito lo que hubiera a mí me hubiera gustado leer y el resultado (aunque aún no deja de sorprenderme) es que no soy la única que ha querido leer esta historia. Mis lectoras me hablan de noches en vela sin dormir porque necesitaban saber que pasaría a continuación, de lágrimas derramas y piel de gallina al experimentar las mismas sensaciones que la protagonista.

En definitiva creo que he logrado mi objetivo, las he emocionado, he conseguido que lloren, que sueñen y que vivan un gran amor a través de las páginas de mi libro.

Ahora te paso el relevo a ti, léelo y juzga por ti misma y decide si vas a dejarte seducir por Luna Azul.

Recomendaciones de nuestros libreros

Entradas similares que más gustan