El Principito: 5 frases que te recordarán lo que importa en la vida.

El Principito

El principito

El Principito, fuente de lecciones para la vida, es un tesoro de frases para reflexionar,  obra maestra del grandísimo Antoine de Saint-Exupéry aviador y célebre escritor francés, (1900-1944) y en esta ocasión te recomendamos  estas 5 frases inmortales que todo ser humano tiene que leer para recordar lo que realmente importa en la vida:

 

El Principito nos habla:

1.- “Es una locura odiar a todas las rosas sólo porque una te pinchó. Renunciar a todos tus sueños sólo porque uno de ellos no se cumplió.”

Optimismo puro desde una perspectiva inocente, de buscar nuestros sueños y no renunciar a ellos por los contratiempos que podemos encontrar en el camino. El hecho de fallar una vez, no quiere decir que no haya otras oportunidades o que estemos condenados al fracaso.

2.- “Se debe pedir a cada cual, lo que está a su alcance realizar.”

Quizá sea una de las frases más citadas de El Principito, pero también es la frase más prudente cuando exigimos a alguien algo que no puede realizar, una reflexión ecuánime, que evita confrontación y posible enemistad. Ser justo con las personas, darles el valor que poseen y reconocer sus logros.

3.- “He aquí mi secreto, que no puede ser más simple: solo con el corazón se puede ver bien; lo esencial es invisible a los ojos.”

Sin duda esta es una de las frases más elocuentes y más hermosas que podemos encontrar en El Principito y no requiere una gran explicación, sino más bien hay que tomarla como una bella advertencia… ¿Cuándo dejamos de ver a través del corazón?

4.- “Para los vanidosos todos los demás hombres son admiradores.”

Una gran lección nos dejó Narciso cuando se ahogo por admirar su rostro en el reflejo de un río. Para los vanidosos que en sí, son  personas que gozan del protagonismo en las diferentes áreas en las que se desarrollan, pueden sobrepasar los límites sanos y ‘perder el piso’. Es importante ser humildes con lo que somos y tenemos.

5.- “Si vienes, por ejemplo, a las cuatro de la tarde; desde las tres yo empezaría a ser dichoso.”

¿Cuántas veces no nos hemos sentido congratulados cuando aquella persona que anhelamos su presencia nos visita? La más pura emoción que no distingue edades, las ‘mariposas en el estómago’ que sentimos por una persona especial. Esa bella sensación que nos recuerda que estamos vivos y sentimos, y que aunque suene raro, a veces olvidamos.

dc

Recomendaciones de nuestros libreros

Entradas similares que más gustan

Comentarios

  1. “Es una locura odiar a todas las rosas sólo porque una te pinchó. Renunciar a todos tus sueños sólo porque uno de ellos no se cumplió.”
    ¿En que parte del libro se hace referencia a esta frase? no la encuentro por ninguna parte.

Los comentarios están cerrados