Una novela colaborativa muy especial. Así surge el fenómeno: La chica del zapato azul

Portada_Javier-Muñiz

Recuerdo que por estas fechas, hace cuatro años, me encontraba tomando algo en una céntrica cafetería con mi novia, como tantas otras veces. Charlamos sobre cómo nos había ido el día y ella mencionó una novela que estaba leyendo entusiasmada. Me sentí intrigado cuando empezó a describirme la trama, por lo que hablamos largo y tendido sobre aquel interesante libro y al salir a la calle, casi sin pensarlo le solté: «Algún día escribiré uno para ti». No le dimos mucha importancia en ese momento y creo que hasta nos reímos al fantasear con aquella hipotética novela, pero en el fondo yo sabía que no iba a parar ahí, porque siempre había tenido inquietudes literarias, seguramente por «culpa» de mis padres, quienes siempre han sido grandes lectores y escritores, aunque nunca se hayan animado a publicar ninguna de sus obras. Así que durante el siguiente año recuperé unas viejas libretas con anotaciones sueltas e inconexas que había escrito años atrás pero que tenían la fuerza y la pasión que cabría esperar del adolescente hormonado que fui entonces. De modo que tomé estas frases y las usé para dar forma a una idea que llevaba tiempo rondándome la cabeza: ¿Qué ocurriría si utilizases Internet para encontrar a alguien que no quiere ser localizado? ¿Y si además ese alguien fuese tu pareja y la estuvieras poniendo en peligro? A partir de ahí me tomé mi tiempo para desarrollar una trama romántica con un trasfondo de thriller que usaba como hilo conductor las redes sociales que tan bien conocía. Y es que soy bloguero desde hace cinco años y me pareció muy interesante introducir esta peculiar profesión como punto de partida a una historia que, pese a las conspiraciones y el trasfondo fantástico, tiene mucho de verdad en lo que a sus sentimientos se refiere.

De manera que cuando la historia comenzó a tomar forma, y ya llevaba algunos capítulos escritos, decidí emular a un gran escritor y amigo al que admiro y respeto muchísimo, Gabri Ródenas, e hice partícipes de esta singular aventura a los lectores de mi blog. Les pedí que me dieran su opinión, que hicieran sugerencias y hasta que votasen el título que más les gustase; de hecho, si hubiera sido por mí, la novela habría tenido otro nombre pero, después de todo, sabía que también era su libro, ellos lo iban a descargar y a leer, así que comprendí que la decisión tenía que ser suya. Al ver la buena acogida y recibir las primeras menciones a través de Twitter, trasladé el blog de la protagonista de la ficción al mundo real para que todas las lectoras y lectores pudieran comunicarse con ella, para luego incluir dentro de la propia trama sus comentarios y sus nombres reales, cosa que también hice.

Finalmente todo esto dio como resultado una gran experiencia personal, que aún hoy sigo viviendo y compartiendo con esos primeros lectores que se han volcado en este pequeño proyecto. Pero sin duda, lo mejor de todo, es que, tras cuatro años, por fin he podido cumplir la promesa que le hice a mi chica: ya tiene su propia novela.

Puedes conseguir La chica del zapato azul pinchando aquí.

Recomendaciones de nuestros libreros

Entradas similares que más gustan