¿Impreso contra digital?

ebook+vs+papelEsa es la pregunta que parece rondar la cabeza de miles de personas que han comprado por lo menos un libro en los últimos meses. La irrupción de las versiones digitales en la industria editorial ha despertado cierta polémica que no se había dado en otros productos culturales, como los de la música y el cine.

El libro parece suscitar pasiones. Los defensores del papel remiten al olor, al tacto e incluso a la posibilidad de que el autor plasme una dedicatoria especial en su ejemplar. Los entusiastas de la versión digital brincan de alegría porque por fin pueden transportar a donde sea TODA su biblioteca personal; pueden hacer a un lado los lentes de hipermetropía, ya que los dispositivos tienen la posibilidad de cambiar el tamaño y tipo de letra; y, sobre todo, mientras cuenten con acceso a internet, compran cuando quieren y desde donde quieran, sin importar distancia de la librería o estado del tiempo.

Las cifras no tienen sentimientos por alguno de estos bandos y aquí algunas pistas de hacia dónde se dirige la industria editorial en nuestro país.

México terminará 2014 con 9 Millones de tablets y 30 millones de smartphones; que es desde donde se compran y se leen las versiones digitales.

Ya en 2013, un 50% de los mexicanos consultaban (y comparaban) en internet antes de comprar un libro (Fuente: BCG Digital Outlook para México). Lo que antes se hacía en una versión muy reducida en los círculos literarios y el boca a boca, ahora se ha potenciado a niveles nunca antes vistos.

Cada día, 35,000 personas entran a una librería tradicional, pero 122,000 visitan mx.casadellibro.com o alguno de sus portales afiliados (Fuente: Dir. LATAM de mx.casadellibro.com). Lo dicho unas líneas arriba, se evidencia con estas cifras: la posibilidad de ojear un ejemplar es mucho mayor en la versión digital de una librería, ya que se anulan tiempos, distancias y clima. Esta tendencia va en aumento, como nos los dice la siguiente numeralia: mx.casadellibro.com ya recibe en México un 11% de su tráfico desde un celular y un 6% desde una tablet.

Pero además somos el único país de Latinoamérica en donde tienen versión regional las cuatro grandes tiendas online (Amazon, iTunes, Google Play y mx.casadellibro.com), lo que diversifica la oferta para los miles de posibles lectores.

Hay un factor extra, en esta carrera entre lo impreso y lo digital, que podría decantar esta carrera: la rentabilidad. Por un libro impreso que cueste $99.00 al lector, autor y editor obtienen en promedio $13.00 de ganancia cada uno (Fuente: Dir. LATAM de mx.casadellibro.com). Por contra, por el mismo título en eBook, y pudiendo el lector recibir un descuento del 30% ($69.00), autor y editor doblan su ganancia hasta los $25.00 cada uno (Fuente: Dir. LATAM de mx.casadellibro.com)

Una última pesa hacia el lado de lo digital con esta balanza: el almacenaje. Las tiendas digitales se ahorran pago de rentas en espacio y, prácticamente, son infinitas. mx.casadellibro.com, por ejemplo, ya cuenta con 125,000 eBooks disponibles para los lectores mexicanos (y es la primera tienda que supera los 100,000).

Sin embargo, más allá de plantear una batalla, los entusiastas de las letras deberían estar de plácemes ya que el libro, como nunca antes, está al alcance de muchas más personas.

Recomendaciones de nuestros libreros

Entradas similares que más gustan