Una verdad que cambiará la vida de millones de fieles

La_memoria_intima_Dios

¿Jesús murió en la cruz o viajó con María Magdalena al sur de Francia? A la vista de escritos históricos del siglo primero, de diversos datos facilitados por investigadores vaticanos, de estudios más modernos como los de Ernest Renan y Andreas Faber-Caser, de pergaminos en monasterios tibetanos, de distintas tumbas repartidas por la geografía oriental, y por la promulgación de edictos papales, parece que ni una cosa, ni la otra. La memoria íntima de Dios realiza de manera novelada una recopilación de todos estos datos históricos para ofrecernos otra verdad diferente a la que nos cuentan las iglesias cristianas.

Como teólogo no adscrito a ninguna religión, opino que, el rigor histórico supone un valor muy poco considerado por la religión católica. Ésta toma para sí aquellos datos históricos válidos para la argumentación y ratificación de sus dogmas y discrimina aquellos otros que aportarían dudas a esos mismos dogmas. Es conocido el dato que enuncia que apenas el 30% de las palabras dichas por Jesús en los evangelios fueron realmente pronunciadas por él, y que son adaptaciones posteriores bien por tradición oral de los primeros cristianos, bien por reforzar la naturaleza mesiánica del Cristo. Aun así, documentados estos datos por estudios de exegetas de todos los tiempos, la Iglesia trata de tapar por todos los medios todas estas nuevas reseñas e investigaciones, no permitiendo que aporten luz a una supuesta verdad cada vez más oscura.

La historia está narrada de manera sencilla y amena; al alcance cualquier lector que quiera, a la par que comparar versiones históricas, dedicarse un rato de diversión y distracción. Los personajes son abiertos, llanos y naturales. Los capítulos, entrelazados en tres tramas argumentales diferentes, no dejarán saciada la curiosidad del lector hasta la última página.

Los datos que aquí se aportan no hacen proselitismo de ninguna tendencia, corriente de pensamiento, ni idea peregrina. Pero generarán duda. La idea que se expone en la novela a cerca de la posibilidad de cambiar el punto de vista de millones de fieles, se hará también patente en la vida real a la luz de los argumentos presentados. Puede que no cambie la razón de tu fe, pero cambiará la razón de tus creencias.

 

Recomendaciones de nuestros libreros

Entradas similares que más gustan