Así nació Hyperhenion y los anani

Mapa de Hyperhenion

El gran continente de Hyperhenion

Hyperhenion es un gran continente perdido en las brumas del tiempo.

Se trata de una vasta masa de tierra con tres zonas geográficas bien diferenciadas. La primera, el norte, áspero, frío y extremo. La segunda el profundo sur, extenso, caluroso y seco. Y entre ambos, dos accidentes geográficos que lo cruzan de este a oeste, dividiéndolas. Las Montañas de la Sombra y el gran desierto de Loûm. Entre estos se encuentra la tercera y menor de las tres zonas. Son las llamadas Tierras del mediodía, de clima más templado.

En otra época, durante la segunda Era de Hyperhenion, prácticamente todo el continente formó parte, en un momento u otro, del imperio Vacceo, que fue una entidad política formidable y de cuya lengua original, el vacceo, deriva la ühinei; la llamada lengua común, utilizada mayoritariamente por los habitantes para relacionarse entre sí, sobretodo cuando uno de los interlocutores pertenece a otra zona del continente distinta a la suya.

Los anani

El pueblo nórdico de los ananai, nombre que solo más tarde derivó en anani, el utilizado habitualmente por el resto de pobladores de Hyperhenion, y que acabaron por adoptar ellos mismos, fue creado en los albores del tiempo por Tetae, el principal Dios del panteón druítico del gran continente. En su origen se compuso de trece tribus. Ocho tribus llamadas Ausriê, o del amanecer, y cinco denominadas Hämarien, del crepúsculo. La creación de las tribus se cuenta en el Aö bokkûr Luominnenkeür, el libro de la creación, también traducido como “de la revelación”.

Los anani nacieron a la vida en un sitio desconocido, incluso para ellos mismos, del lejano norte. Las trece tribus formaron en aquel lejano tiempo, el reino y ciudad de Manähsgârd, donde vivieron desde la I Era de Hyperhenion hasta mediados de la tercera. Fue en esa época cuando comenzó la guerra contra los gigantes del hielo y cuando tras la derrota y muerte del rey Balcaldur, el Dios Eniracillo se presentó ante el hijo y sucesor del rey, Baitesir, y el consejo de ancianos de las trece tribus, para instarlos a abandonar las tierras del norte e iniciar el largo viaje hacia el sur.

Durante ese viaje, las cinco tribus Hämarien, que viajaban al final de las numerosas huestes formadas por las ocho tribus del amanecer, se extraviaron debido a una fortísima tormenta de nieve. Esto dio lugar a que el pueblo anani quedase separado y fundaran dos reinos, uno al oeste, Skhon, por las ocho tribus Ausriê, y el otro menos poblado, al este, Arthelien, por las tribus del crepúsculo.

De esta manera quedaron establecidos los anani en Hyperhenion hasta los días narrados en “Mi corazón sobre la nieve”.

Recomendaciones de nuestros libreros

Entradas similares que más gustan