Es posible morir de amor

Pétalos de luna ok

 

Pétalos de luna, la nueva novela romántica de Ediciones Tagus,  nos pone frente al misterio de los sentimientos y nos muestra de qué manera son capaces de conducirnos a la vida o a la muerte. Sus personajes están llenos de miedos, de dudas, de inseguridades, de remordimientos, de pasiones más o menos calladas, más o menos ocultas para los demás, e incluso para ellos mismos. Enterrados por un alud de emociones no resueltas, son incapaces de ver y de oír con claridad. Atenazados por una amalgama de incertidumbres, no logran avanzar y se condenan unos a otros para no tener que asumir sus propias responsabilidades.

La narradora de Pétalos de luna no es narradora omnisciente, sino narradora testigo de un pasado que le hace sentir culpa y narradora protagonista de un presente inesperado. Solo conoce una parte de la historia que se dispone a contar, una pequeña parte; el resto irá averiguándolo de la mano del lector conforme avanza la novela.

Tiene una visión subjetiva del resto de los personajes: lo que le hacen sentir es lo que determina la percepción que tiene de ellos. El lector puede observarlos con los ojos de la narradora y, de ese modo, es probable que juzgue como ella, que espere lo mismo que ella; pero también es posible que el lector decida mirarlos desde su propia perspectiva y se encuentre con otras sorpresas.

En cualquier caso, cabe indagar en los pensamientos, en los sentimientos, reconocerse en ellos y descubrir que los impulsos que guían a cada persona proceden de sus propias vivencias, y que es más fácil acercarse a ellas, respetarlas, e incluso comprenderlas, si se tiene presente que desconocemos su pasado.

Escribir Pétalos de luna ha sido una de las experiencias más imponente de mi vida: no solo por el enorme placer que me produjo escribirla, sino, sobre todo, porque me situó dentro de unos seres cuyas complejidades, absurdos, manías, virtudes y defectos habrían podido causarme impresiones buenas o malas, y, sin embargo, me inspiraron sentimientos de compasión y de amor. Desde que la escribí, siento un respeto sagrado por todas las personas, incluso por aquellas que, en un momento dado, me hacen daño.

Firmado: @MariaPilarClau

Recomendaciones de nuestros libreros

Entradas similares que más gustan