Cuatro motivos para leer y uno para no hacerlo: La Consolación de la Sangre

Probablemente no existan motivos para, toda vez que parece que hablamos de una obligación. O quizá haya tantos motivos como palabras contiene la novela. En todo caso el lector-juez los habrá encontrado antes de llegar a la página veinte para bien o para mal.

1.       Es mi primera novela, y es totalmente imprevista. La escribí a lo largo de muchas madrugadas en absoluto secreto, con ninguna intención editorial. En un descuido, mi chica la vio en el ordenador, me instó a que la presentara a un concurso literario y a los tres meses era finalista del Premio Fernando de Lara. Con todas las objeciones que se pueda poner a los premios literarios, alguien a quien no conozco, en un momento y lugar que ignoro, disfrutó un rato con su lectura y esto me empujó a querer publicarla.

2.       Es una novela negra. Lo cual es –obligatoriamente debe serlo para el autor- un valor en sí. De nuevo el eterno debate entre la legalidad vigente y la legitimidad moral, extrapolado vía literatura hasta el crimen, desde los numerosos actos que diariamente cometemos y técnicamente nos sitúan fuera de la ley. La sociedad se convierte de este modo en un lienzo empapado por la acción.

3.       Se trata de una obra inocente. Como autor no tengo mucho más que la total falta de método o sistema. No he asistido a ninguna clase para aprender a ser literato, así que probablemente contenga todos los errores de procedimiento que los profesores intentan abolir ¿Es esto una razón para leer “La consolación de la sangre“? Supongo que todo lo contrario, ya que no todas las definiciones son razones.

4.       Esta inspirada en un hecho real. O, más que un hecho, una práctica habitual a la que los medios de comunicación hacen habitualmente oídos sordos. No creo en la tragedia porque el destino de los hombres no está escrito, pero sí creo en el drama. Hay dramas cotidianos que nos rozan, nos salpican e incluso nos abofetean sin conseguir que nos inmutemos. El que trata “La consolación de la sangre” me indigna especialmente y en ese sentido la obra se puede considerar una crónica aliñada.

5.      “La consolación de la sangre” es un libro entretenido, dinámico, crítico, divertido. Con toda seguridad, el mejor motivo para enfrentarse a su lectura. Fue laborioso crear una pequeña realidad imaginada y plasmarla en una prosa que intenta ser dura y lírica a la vez, y muy satisfactorio el veredicto de las personas que hasta la fecha lo han leído.

Me permito dos licencias en una, como son añadir un sexto motivo y citar a uno de mis dioses literarios (que es tanto como exponerme a la valoración de los pulgares en el Coliseo de las Letras) para explicar algo que me sucedió algunas veces durante el proceso de escritura. “De vez en cuando tu mano escribirá una frase que parece verdadera y, sin embargo, no sabes de dónde ha venido”, Norman Mailer.

Más información sobre “La Consolación de la Sangre” de Guillermo Sancho. Ebook sin DRM disponible por 2,99€.

Firmado: Guillermo Sancho


Recomendaciones de nuestros libreros

Entradas similares que más gustan